La visión de Andrea

Education


Brinde a cada niño una educación pública de clase mundial.

Creciendo en Boston, Andrea vio cómo nuestro sistema educativo prepara a algunos niños para una vida de éxito y deja a muchos atrás. Nuestras Escuelas Públicas de Boston están llenas de maestros y personal dedicados y familias apasionadas. A pesar de sus esfuerzos, el acceso a escuelas de calidad sigue siendo demasiado inconsistente y, a menudo, limitado por motivos de raza, clase y geografía.

Hoy vemos cómo esta desigualdad se desarrolla a una escala enorme y desgarradora. Los niños que viven en el centro de Boston tienen un 80% de posibilidad de ingresar a una escuela de BPS de alta calidad, mientras que los niños que viven en Mattapan tienen solo un 5% de posibilidad. Solo 6 de cada 10 de los niños que no asisten a nuestras escuelas de examen se graduarán de la escuela secundaria y solo 2 de cada 10 se graduarán de la universidad. Para los estudiantes del idioma inglés y los estudiantes de educación especial, esta brecha de rendimiento es aún más marcada. El aprendizaje remoto durante COVID-19 solo ha profundizado esta desigualdad.

No podemos tolerar más esta desigualdad. En el Consejo Municipal, Andrea ha sido una defensora del cambio en nuestras Escuelas Públicas de Boston. Después de reunirse con familias, maestros, estudiantes y activistas comunitarios, lanzó su plan ‘Action for Boston Children’, una estrategia integral para traer equidad a nuestras escuelas públicas.

Como alcaldesa, Andrea va a:

Hacer que BPS sea más transparente y responsable ante las familias, especialmente durante la pandemia. Durante meses, Andrea presionó a las Escuelas Públicas de Boston para que informaran datos sobre la distribución de Chromebooks y otras métricas cruciales para el aprendizaje remoto, solo para ser bloqueada. Cuando finalmente se lanzó, los datos mostraron que muchos estudiantes de color todavía no tenian acceso a los dispositivos y al aprendizaje remoto que se les prometió. No se puede permitir que esto suceda en el futuro, y debemos hacer más para cerrar la división digital de la Ciudad.

Garantizar el acceso equitativo a escuelas de calidad. Las familias merecen una forma sencilla y equitativa de aprender a inscribirse en la escuela. Eso debe incluir resolver las desigualdades en el sistema de asignación de estudiantes, nivelar el campo de juego para las admisiones a las escuelas por examen y priorizar la colocación de más programas de educación especial y para estudiantes aprendiendo inglés en escuelas de alta demanda.

Empoderar y confiar en familias y educadores. Andrea cree que las escuelas son responsables por apoyar a los estudiantes y las familias, y la oficina central debe rendir cuentas a las escuelas, y no al revés. Una escuela excelente se construye con adultos cariñosos que se sienten cerca a nuestros hijos, junto con los recursos y la flexibilidad que necesitan para hacer las cosas. Necesitamos rehacer el papel de la oficina central y el liderazgo del distrito para que eso sea posible.

Cumplir las promesas a los niños y las familias. Durante los últimos seis años, BPS ha publicado miles de páginas de informes, pero con poco progreso que mostrar. Necesitamos cerrar el hueco continuo en el acceso de educación de calidad en la primera infancia y al pre-maternal. Debemos seguir adelante con acciones para mejorar nuestras escuelas secundarias de inscripción abierta para que haya numerosos caminos para el éxito a través de BPS. Y debemos reevaluar los objetivos y el enfoque de BuildBPS para garantizar que nuestros niños y educadores tengan los edificios escolares funcionales y alegres que se merecen.

Construir un flujo de talento diverso y consistente. Necesitamos maestros y directores que reflejen a los niños a los que servimos en las escuelas públicas de Boston, y esos educadores requieren apoyo e inversión para tener éxito. Y una vez que los identificamos, debemos mantenerlos: el cambio de personal sigue siendo demasiado alto para los maestros, directores y personal de la oficina central.

Splash Video